Protege tu información con estos consejos

  • Protege tu información con estos consejos

    Protege tu información con estos consejos

    Con el alza en la movilidad de los colaboradores y empleados en América Latina, vienen problemas de seguridad de red en las corporaciones. Mientras mayor sea la información manejada, más difícil es resguardarla.

    De hecho, en Latinoamérica se registraron 746.000 ciberataques en 2017, lo que supone un incremento del 60% con respecto al 2016 y equivale a una media de 9 ataques por segundo, según un estudio divulgado por la compañía rusa Kaspersky Lab.

    También aumentaron los ataques a través de los teléfonos móviles y el “phising” (método delictivo en el que el cibercriminal se hace pasar por una persona o una empresa de confianza).

    En 2017 Brasil estuvo dentro de los 20 países más atacados a nivel mundial. Esto se debe a que los cibercriminales utilizan el correo electrónico, mensajes de SMS, llamadas telefónicas y anuncios en redes sociales con nombres de empresas conocidas, lo que hace que los usuarios no desconfíen de esos mensajes.

    Además, el 44% de las alertas de seguridad no se investigan; y de ellas casi la mitad, se quedan sin remediar.

    ¿Por qué? Porque las empresas no cuentan con las soluciones y equipos necesarios para resolver sus problemas.

    Soluciones para combatir la inseguridad

    Pruebas independientes para probar los sistemas utilizados.

    Cierre de “huecos” de seguridad mediante una estrategia defensiva.

    Investigaciones “causa – raíz”.

    Seguridad perimetral y video-vigilancia.

    Conoce todas nuestras soluciones ingresando aquí.

    Una de las soluciones fundamentales es tener contraseñas fuertes. De hecho, recientemente Watchguard, nuestro TP, realizó un informe donde expresa que el 47% de los directores de TI cree que sus empleados usan contraseñas débiles; por lo que te ofrecemos 6 consejos generales para proteger tu correo electrónico.

    No ejecutar los archivos adjuntos que provengan de remitentes desconocidos.

    Evitar hacer clic en enlaces que formen parte de correos que provienen de desconocidos o direcciones no confiables.

    No brindar información bancaria a través del e-mail. Los bancos nunca piden información confidencial por esta vía.

    Habilitar el filtro anti-spam.

    Utilizar contraseñas seguras: una clave que tenga combinación de números, letras y mayúsculas, con una longitud de al menos 8 caracteres, incluyendo un carácter especial ( ! ” # $ % & ‘ ( ) * + , – . / : ; < = > ? @ [ ] ^ { | } ~).

    Evitar acceder al correo electrónico desde equipos públicos.

    Comments are closed.